La Niña de los Cupones – Andrés Cárdenas- Ideal Digital
by on noviembre 8, 2008 10:46 AM in Sin categoría
Ver noticia AQUÍ
El próximo viernes, día 14, actuará en Granada Mari Ángeles Narváez, bailaora sorda que es también la primera cantaora flamenca de signos
La Niña de los Cupones

ESFUERZO. La Niña de los Cupones, en una de sus actuaciones en Sevilla. / IDEAL
LA artista cuyo nombre va a salir de un momento a otro en esta breve entrevista tiene un mérito impresionante. Todos los días se levanta a las seis de la mañana para vender cupones de la ONCE. Está hasta las tres de la tarde. Después de comer y descansar un poco, va a practicar durante tres o cuatro horas su pasión: el baile flamenco.Se llama Mari Ángeles Narváez Anguita, aunque su nombre artístico es ‘La Niña de los Cupones’. Tiene 33 años y perdió el oído a los seis. Fue un antibiótico el que le mató el nervio auditivo y la dejó sorda. Su mundo se quedó en silencio. Pero no se amilanó y encontró en el flamenco la razón de su vida y de su lucha personal.’La Niña de los Cupones’ actuará el próximo día 14 en Granada. Será en el Teatro Alhambra, en el que intervendrá en el II Festival de Flamenco de la ONCE Andalucía y en el que presentará su espectáculo ’30 decibelios’, que lleva el nombre de la única capacidad auditiva que le queda en uno de los oídos. «La verdad es que para mí es una satisfacción muy grande actuar en Granada. Poco a poco me estoy expresando en los mejores escenarios. He estado ya en Versalles, en la bienal de Flamenco de Sevilla, en París… Estoy muy emocionada y deseando que llegue el día en que actuaré en Granada».

Para Mari Ángeles, las dificultades físicas como la de ella se pueden superar con «mucho amor y pasión». «A veces las dificultades pueden darte fuerza. Cuando comencé en la academia de Matilde Coral era una etapa muy dura, pero poco a poco he logrado aquello que me proponía. Discapacidad es una palabra que no me gusta, está muy manoseada. Yo me olvidó de todo cuando salgo al escenario. El arte no entiende ni de dificultades ni tiene fronteras», dice ‘La Niña de los Cupones’.

Ella es hija de un matrimonio sevillano que emigró a Suiza, donde nació Mari Ángeles. Fue al poco tiempo de volver de Suiza cuando se quedó sorda y encontró en la danza su salida emocional y su manera de comunicarse con los demás. Fue la primera mujer sorda que finalizó los estudios de Danza Española.

Una de las preguntas que más le hacen los periodistas es cómo consigue una persona sorda bailar sin perder el ritmo. «Porque desarrollo mucho más otros sentidos, como la vista y el tacto. Llevo también un audífono que me ayuda algo y que me sirve para recibir los estímulos y vibraciones más graves que me golpean y que me hacen llevar el ritmo. Si a esto unes el que yo he estudiado danza, puede salir de maravilla. Además… yo es que soy una persona inteligente», dice Mari Ángeles soltando una sonora carcajada.

Cantaora de signos

Pero es que Mari Ángeles tiene aún más méritos: es la primera cantaora de flamenco a través del lenguaje de los signos. Le interesa ayudar a aquellas personas como ella para entender el flamenco. «Es todo sensibilidad. Un desarrollo emocional y afectivo que he desarrollado. Me aprendo las letras, entiendo sus estímulos y los transmito a través de mis manos. Me gusta prestar el corazón para el arte».

Mari Ángeles está muy agradecida a la ONCE porque dice que le ha dado estabilidad laboral y que le apoya en su pasión. En el próximo festival que se celebrará en Granada (que es de entrada libre y para el que los asistentes deberán antes retirar sus entradas en la sede granadina) actuará con Curro Andrés y con el guitarrista Paco Cortés.

Ella vive en el barrio sevillano de Macarena. Allí, en la ciudad de donde un día partieron sus padres para emigrar, ha compartido escenario con Ismael Fernández, Ismael ‘El Bola’, David ‘El Gamba y Paqui del Río, entre otros.

De sus actuaciones, espera que su trabajo y su esfuerzo sea reconocido y «que le guste al público».

Mari Ángeles es de las personas que compra todos los días cupones de la ONCE porque cree en la suerte. Aunque la suerte la tendrán los que puedan acudir el día 14 a ver su arte.

 

Deja un comentario

La niña de los cupones Ⓒ 2014